Cuenta atrás para la depuradora de Valdebebas

Comienza el trámite para renovar la estación de acuerdo a la normativa europea

Parque de Felipe VI, en la zona de Valdebebas

La estación regeneradora de aguas residuales de Valdebebas será sustituida por una nueva depuradora después de casi cuarenta años en funcionamiento. Una «adecuación y mejora» plasmada en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM), con la publicación ayer del trámite de información pública del estudio de impacto medioambiental de este anteproyecto.

Según la resolución, dictada por la Subdirectora General de Coordinación de los Servicios del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, las auditorías llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Madrid revelaron que la estación se había quedado «obsoleta». Razón por la cual se hace «necesario» diseñar una nueva depuradora, de acuerdo a las normativas europeas.

41.000 metros cuadrados

La nueva instalación se ejecutará «teniendo en cuenta que hay que garantizar en todo momento el cumplimiento de la autorización de vertido vigente», por lo que se mantendrá en uso la depuradora actual hasta que su sustituta se ponga en marcha.

La primera fase de la estación de Valdebebas fue inaugurada en noviembre de 1982, mientras que ya en el año 2000 se puso en marcha una segunda etapa. Formaba parte del Plan de Saneamiento Integral de Madrid y se diseñó mediante depuración biológica de fangos activos. La superficie de la parcela donde se ubica es de 37.800 m², incluida la zona ajardinada.

El anteproyecto contempla la adecuación y mejora para un caudal medio en el tratamiento biológico de 2.100 metros cúbicos por hora. De todas las la alternativas analizadas, la que ha alcanzado mayor puntuación es la construcción de un nuevo proceso biológico de fangos activos con reducción de nutrientes. Para tomar la decisión, se han tenido en cuenta una serie de factores de implantación (construcción y proceso), económicos, de operación, medio ambientales y socioeconómicos.

Además, la resolución señala que se dispone de una parcela colindante, de unos 41.000 metros cuadrados aproximadamente, que permitirá la ampliación de las instalaciones.

La estación de Valdebebas fue diseñada para cumplir los límites de vertido en zona considerada no sensible. Actualmente toda la cuenca del Jarama es zona sensible, en especial la masa de agua que discurre desde el río Jarama hasta río Henares. Precisamente, toda esta zona se encuentra afectada por la depuradora de Valdebebas, por lo que constituye otro de los motivos que hacen necesaria su renovación.

Hay que recordar que el Plan Hidrológico declara Zonas Sensibles las Cuencas Hidrográficas Intercomunitarias. Dicho Plan contiene un Programa de Medidas cuyo fin principal es la consecución de los objetivos medioambientales definidos en las masas de agua, estableciendo, entre otras, las medidas complementarias y actuaciones de depuración más adecuadas a realizar durante este periodo.

De hecho, con estas mejoras, el Ayuntamiento dará cumplimiento a la Directiva 91/271/CEE, sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas, así como a la Directiva Marco del Agua.

Tras el trámite ayer de someter la decisión a información pública, se abre un plazo de treinta días hábiles, por el cual todos los afectados podrán formular alegaciones mediante escrito dirigido al Director General de Gestión del Agua y Zonas Verdes, perteneciente al Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad.