El descuido de Sainz en su primer día en Ferrari

Olvidó en casa un elemento fundamental para empezar a trabajar en su nuevo equipo

Carlos Sainz comentó durante un evento organizado por Estrella Galicia 0,0, el descuido que tuvo en su primer día de trabajo en Ferrari, en su fábrica de Maranello. El madrileño voló a Italia para tener el primer contacto con los ingenieros y hacerse un elemento fundamental para dar los primeros pasos: el asiento a medida (al milímetro). Pero Sainz olvidó llevarse su propio casco, un elemento fundamental para que todo encaje a la perfección dentro del monoplaza cuando empiece a entrenar en el mes de enero. Su casco se quedó en la fábrica de McLaren en Inglaterra. Finalmente pudo usar uno del también español Marc Gené, ex piloto de F1, ganador de Le Mans y embajador de la marca y colaborador del equipo desde hace más de una década.