Range Rover Evoque, Eficiente y eficaz dentro y fuera del asfalto

La segunda generación del Range Rover Evoque está disponible con motores diésel y gasolina, y la etiqueta ECO, en las variantes con cambio automático. Está a la venta desde 40.000 euros

La segunda generación del Range Rover Evoque dispone de dos avanzados sistemas de tracción total
La segunda generación del Range Rover Evoque dispone de dos avanzados sistemas de tracción total

Land Rover es una de esas marcas a la que la tendencia de los todocamino no cogió por sorpresa como a otras compañías de automóviles. A lo largo de su historia los todoterrenos puros han formado parte de su catálogo con modelos míticos como el Defender, el Discovery o el Range Rover Sport y por eso, ahora puede presumir de ser una de esas marcas que conjugan a la perfección el comportamiento en carretera, la eficiencia, la innovación y, todo eso, sin perder de vista la capacidad «off road» que siempre definió a sus productos. Desde hace pocos meses la marca comercializa en España la segunda generación de uno de sus coches más exitosos (800.000 unidades en todo el mundo desde 2011), el Range Rover Evoque, un todocamino de tamaño medio que puede tener la Etiqueta Eco, motores diésel, gasolina o híbridos y unas prestaciones muy elevadas combinadas con un alto nivel tecnológico.

Tiene una longitud de 4,37 metros, una anchura de 1,9 y una altura de 1,65, unas dimensiones muy similares a su antecesor con un volumen de maletero de 591 litros, 16 más que su antecesor, aunque es realmente suficiente para el equipaje y mochilas de cinco pasajeros.

Cámaras por todas partes

La potencia de los motores oscila entre los 150 y los 300 cv y sorprende que algunos propulsores firmen un gasto medio de combustible tan bajo ya que la gama se sitúa entre los 5,4 y los 8,2 litros, un dato que refleja el equilibrio que existe entre la eficiencia y las prestaciones que ofrecen todas las versiones del Evoque de 2019. El cambio es manual de seis velocidades o automático de nueve relaciones hecho por el especialista ZF.

Todas las variantes con transmisión automática cuentan con un sistema de hibridación ligera gracias a un sistema eléctrico de 48 voltios que sirve de apoyo a otros dispositivos del vehículo y que ayudan a reducir la actividad del motor y, por tanto, a rebajar el gasto de carburante y emisiones. Y esto les concede la Etiqueta ECO en España y todas las ventajas que este distintivo supone. Existen dos tipos de tracción total que permiten circular con tracción delantera o total cuando sea necesario y sistemas que ofrecen diferentes modos de conducción en función de la superficie sobre la que rodemos, ya sea arena, barro, rocas, hierba, nieve, etc. Su capacidad «off road» está fuera de toda duda e incluso la marca, para aumentar el control total del vehículo lejos del asfalto, incluye como elementos opcionales un sistema de cámaras que reflejan en la pantalla central del salpicadero todo lo que ocurre por debajo del capó. Es decir, nos avisaría de la presencia de un obstáculo que no hayamos podido ver durante nuestra conducción en el campo. Algo muy útil sobre todo cuando necesitemos tener la máxima seguridad a la hora de superar cualquier obstáculo.

El interior es un claro y elegante guiño al minimalismo con un cuadro de instrumentos digital, una pantalla central de gran tamaño y otra situada más abajo para controlar la climatización. Además, a nivel de conectividad, es compatible con Apple Car Play y Android Auto. El Range Rover Evoque está disponible en España con un precio que oscila entre los 40.000 y 70.000 euros.