Renault ZOE, el futuro es eléctrico

La marca francesa prosigue su apuesta por los modelos eléctricos con el ZOE un compacto que convence por su mayor autonomía, su buen comportamiento y un precio razonable.

Renault mantiene su apuesta por los modelos eléctricos y cada paso que va dando en esta estrategia va ofreciendo mayores argumentos para popularizar estos modelos.

El ZOE es el siguiente modelo de su familia Z.E. (Zero Emissions) tras el Twizy, el Fluence y el Kangoo. Se trata de un modelo compacto -de tamaño similar al Clio- que ofrece unas medidas ideales para el tráfico urbano y un interior muy aprovechable, incluso ofrece algunas cotas más generosas y más maletero que el Clio.

Además, el rendimiento es más que notable con una autonomía mucho más lógica que la anunciada por cualquier otro modelo de sus características. La marca anuncia una autonomía máxima de 210 kilómetros, aunque evidentemente eso debe ocurrir bajo unas circunstancias ideales de tráfico. Pero entre 100 y 150 kilómetros de autonomía con una sola carga es una cifra muy real que se puede conseguir sin realizar una conducción especialmente ahorrativa.

El equipamiento es otro de los puntos fuertes del ZOE, pues es bastante completo desde la versión básica con elementos como el climatizador automático, la pantalla R-Link con navegador, información sobre la conducción, ahorro, puntos de recarga, y control de velocidad como elementos de serie. Además, para rematar el conjunto, ofrece unos precios asequibles que comienzan en los 13.650 euros incluida la ayuda del gobierno y el plan PIVE. Eso sí, como en todo Renault eléctrico la batería se paga aparte como un alquiler que en este caso es de 79 euros al mes.

Otro detalle económico: el coste de cada recarga puede variar entre 2 y 4 euros, según país o tarifa. El coche se pondrá a la venta en España en la segunda quincena del mes de mayo.

Más información sobre el Renault ZOE.