La venta de tabaco cae a la mitad en la Región desde que se aprobó la nueva ley

La media nacional ha retrocedido un 51, 61 por ciento en 15 años y el Gobierno anuncia que aprobará nuevas medidas para restringir su consumo

El tabaquismo constituye un riesgo demostrado para la salud
El tabaquismo constituye un riesgo demostrado para la salud

En la Región de Murcia la venta de cigarrillos ha descendido un 48,68 por ciento desde que se aprobó la Ley Antitabaco hace ahora quince años. La media nacional se sitúa en un 51,61 por ciento menos que en el año 2005.

Así, la Región es la octava Comunidad donde más baja la compra de tabaco, por detrás de Andalucía, que lidera la lista con un descenso del 57,15 por ciento, seguida de , Baleares, un 55,85, País Vasco con el 53,73, la Comunidad Valenciana donde caer un 52,96, Cataluña con un 51,95, Extremadura un 50,19 y Navarra con un 49,48.

Después de Murcia aparecen Asturias , 48,65%; Castilla y León, 48,52; Madrid, 48,34; Cantabria, 47,96; Aragón, 47,15; Castilla-La Mancha, 45,76; Galicia, 45,44 y La Rioja con un 41,75 por ciento.

En concreto, la comercialización de cigarrillos pasó de 4.634,97 millones de cajetillas en 2005 a 2.242,9 millones de cajetillas en 2019.

La Ley Antitabaco se aprobó a finales de 2005 y entró en vigor el 1 de enero de 2006, para ser reformada posteriormente en 2011, con un aumento de las restricciones, lo que provocó un continuo descenso en las ventas de los cigarrillos.

Con la reforma de la norma en 2011, queda prohibido fumar en cualquier tipo de espacio de uso colectivo, local abierto al público, que no esté al aire libre. En concreto, al aire libre se prohíbe fumar en las inmediaciones de los parques infantiles y en los recintos de los centros sanitarios.

Asimismo, está prohibido en todos los medios de comunicación la emisión de programas o imágenes con los presentadores o invitados fumando o que aludan directa o indirectamente a productos del tabaco.

En quince años de aplicación de la Ley Antitabaco también retrocedieron las ventas de cigarrillos en valor, concretamente un 0,4 por ciento, al pasar de 10.243,64 millones de euros en 2005 a 10.201,15 millones de euros en 2019.

A pesar del descenso de las ventas de cajetillas de cigarrillos entre 2005 y 2019, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avanzado que la legislación contra el tabaco dará "un paso decidido" a lo largo de la legislatura para luchar frente al aumento del tabaquismo.

"Hay cierta urgencia en un paquete de medidas para evitar este problema que mata a más de 50.000 personas al año en España. No hay que relajarse y no nos vamos a relajar. La postura del Ministerio va a ser dar un paso más", ha afirmado Illa, quien no ha descartado además cambios en fiscalidad o en regulación de las nuevas formas de fumar.

La recaudación fiscal derivada del tabaco se mantuvo estable en 2019 por séptimo año consecutivo en el entorno de los 9.000 millones de euros, en un contexto en el que la tendencia a la baja del mercado interno se compensa con la contención del comercio ilícito en Andalucía y el alza de las ventas en la frontera con Francia.

En 2019, la facturación total del tabaco sumó 11.865 millones de euros, un 0,95% más. De éstos, un 86%, es decir 10.201 millones de euros, correspondió a la comercialización de 2.242,9 millones de cajetillas.