Salud estudia extender el protocolo de despedida a las UCI

La Región de Murcia establece un procedimiento de despedida de 15 minutos para los enfermos graves en las residencias

UCI Hospital Puerta de Hierro
JUANJO MARTINEFE

La Consejería de Salud de la Región de Murcia ha puesto en marcha un protocolo de despedida para que los familiares puedan acompañar al menos 15 minutos a las personas mayores internas en residencias y que estén en “sus últimos días” para poder despedirse, siempre con unas mínimas garantías de protección y seguridad tanto para los propios familiares, como para los trabajadores e internos de los centros. De la misma manera, el consejero de Salud, Manuel Villegas, ha anunciado esta mañana que su Departamento está estudiando la posibilidad de extender dicho protocolo a las unidades de cuidados intensivos (UCI), otro de los lugares en lo que se concentra mayor número de defunciones como consecuencia del coronavirus.

Según el protocolo que ha puesto en marcha el Gobierno murciano, las visitas deberán realizarse de forma individual, siempre que se trate de personas que no se encuentren en el grupo de riesgo ante la covi-19, y acceder a las instalaciones residenciales con guantes y mascarilla quirúrgica que, en caso de no tener, se le facilitaría en el propio centro.

Antes de acceder al centro, deberá introducir la ropa de calle como abrigos o bufandas en una bolsa que quedará cerrada y custodiada por los profesionales sanitarios o trabajadores del centro, y no podrán portar tampoco ningún tipo de joya como pulseras, anillos o collares. En este sentido, también se insiste en la higiene personal como una máxima para poder acceder al reciento, debiendo tener las uñas correctamente cortadas para evitar cualquier rotura de los guantes protectores.

Una despedida de 15 minutos

Una vez dentro y vestido con el equipo de protección individual, los familiares deberán mantener una distancia de seguridad de al menos dos metros con el resto de personas que pueda encontrarse como personal o residentes, y es “muy importante” que se recuerde que el tiempo de la visita únicamente será de 15 minutos.

Desde la Consejería también remarcan la importancia de recordar que los familiares “no podrán salir en ningún caso, salvo por causa de fuerza mayor, de la habitación”, así como la prohibición absoluta de sacar ningún objeto de la residencia, “por ser considerados fómites, es decir, lugares donde el virus puede mantenerse vivo y con capacidad infectiva”.

Una vez que finalice la visita, el acompañante deberá quitarse los dispositivos de protección según las indicaciones del personal sanitario, realizando las pertinentes medidas de higiene y desinfección como el lavado de manos.

En caso de que en algún momento se rompiese el protocolo establecido, dicha familiar sería considerado como persona con contacto de riesgo y deberá guardar cuarentena de 15 días en su domicilio, lo cual será notificado a las autoridades de vigilancia epidemiológica (al teléfono 607 553 204), y al médico de referencia de atención primaria del domicilio en el que complete el periodo de cuarentena.