Los mercados semanales de Murcia reiniciarán su actividad la próxima semana

La Fama, Santa María de Gracia y El Palmar continuarán cerrados al público y su apertura será posterior

Primer día de la fase 1 de desescalamiento por la pandemia del covid-1
Un hombre paga la compra en un puesto de verduras del mercadillo semanal del Barrio Peral de Cartagena, este lunesMarcial GuillénEFE

Los mercados semanales del municipio de Murcia reiniciarán su actividad a partir del próximo lunes 18 de mayo, a excepción de La Fama, Santa María de Gracia y El Palmar que abrirán con posterioridad, según fuentes municipales.

De esta forma se adelanta una semana su reapertura, respecto al primer acuerdo entre Ayuntamiento y Asociación de Vendedores Ambulantes del municipio de Murcia, en el que se había propuesto la Fase II como inicio de la actividad.

Este es el acuerdo al que han llegado este lunes el concejal de Comercio, Mercados y Vía Pública, Juan Fernando Hernández, y los técnicos de la Concejalía con la directiva de la Asociación de Vendedores Ambulantes del municipio de Murcia.

Cuando los puestos retomen su actividad el próximo lunes lo harán con productos alimentarios y de primera necesidad, procurando que se garantice la no manipulación por parte de los consumidores, a lo que se irá sumando en semanas posteriores otro tipo de productos como ropa y calzado.

Un refuerzo de plantilla

El edil Juan Fernando Hernández ha solicitado al concejal responsable de Personal, Marco Antonio Fernández, que refuerce la plantilla con 25 personas más para poder ir abordando la reapertura de la totalidad de los mercados semanales del municipio.

En este sentido, el titular de Comercio, Mercados y Vía Pública ha incidido en el importante esfuerzo que ha de llevar a cabo el personal del servicio de Inspección de Mercados para intentar distribuir el espacio que ocupan los mercados y garantizar que no se supere la limitación al 25 por ciento que ordena el BOE de los puestos habituales o autorizados, así como una afluencia inferior a un tercio del aforo habitual, pudiendo procederse al aumento de la superficie habilitada para el ejercicio de esta actividad pero sujeto a la citada limitación.

Según recoge el BOE, serán los ayuntamientos los que establecerán requisitos de distanciamiento entre puestos y condiciones de delimitación del mercado con el objetivo de garantizar la seguridad y distancia entre trabajadores, clientes y viandantes.

La norma obliga también a fomentar el pago con tarjeta u otros medios con los que se evite el uso de dinero en efectivo, limpiando y desinfectando el datáfono tras cada uso, así como el terminal de venta.