Salud no descarta tomar medidas en Jumilla (Murcia) en el plazo de una semana ante el alto índice de contagios

El consejero expresa sus temores por las dimensiones de esta segunda ola de la pandemia

La Consejería de Salud no descarta tomar medidas más restrictivas en Jumilla (Murcia) en el plazo de una semana para hacer frente al alto índice de contagios por coronavirus, con más de 400 casos, lo que supone una tasa por población superior a la de las comunidades autónomas que se encuentran en una peor situación y que está al alza por el contexto del municipio, especialmente por la incidencia de la campaña de la vendimia.

Así lo ha hecho saber el consejero de Salud, Manuel Villegas, en un contacto informal que ha mantenido con los medios de comunicación acompañado por el gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López, el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente, y el médico del servicio de epidemiología de Salud Pública, Jaime Jesús Pérez.

En este contacto informal, Villegas ha expresado sus temores por las dimensiones de esta segunda ola de la pandemia, especialmente en determinados municipios como los del Valle del Guadalentín (como Lorca y Totana), Jumilla y Murcia capital.

En principio, esta segunda oleada afectaba a personas más jóvenes pero se está empezando a contagiar personas cada vez más mayores, lo que conlleva un mayor número de ingresos hospitalarios y de fallecidos. Así, por ejemplo, el consejero ha mostrado su preocupación por el índice de afectación en determinadas áreas, como la de Lorca o Yecla.

Entre los motivos por los que la Región se encuentra en esta situación “crítica” en esta segunda oleada, Villegas ha señalado un “problema” estructural debido al tejido producto y el modelo socioeconómico de la Comunidad.

Por ejemplo, ha destacado la incidencia de la industria agroalimentaria porque, a pesar de que las grandes empresas “lo están haciendo bien” y se están respetando los planes de contingencia previstos, advierte que hay problemas a nivel del transporte de los trabajadores y en las reuniones informales tras el trabajo, en las que a menudo se quitan las mascarillas.

Asimismo, ha señalado que hay empresas de trabajo temporal que llevan a los empleados “saltando de una empresa a otra” y, a menudo, no saben ni siquiera para quién trabajan.

Igualmente, el consejero ha advertido del alto índice de contagios entre colectivos que están descuidando más las medidas de prevención y que pertenecen a culturas en las que están muy arraigadas costumbres en las que se mantiene un gran contacto social.