Piden 22 años de cárcel para la acusada de matar a una mujer prendiéndole fuego tras rociarla de gasolina

La víctima, que tenía 5 hijos menores de edad, falleció con quemaduras de tercer Grado en el 70 por ciento de su cuerpo

Audiencia Provincial de Murcia
Audiencia Provincial de Murcia

El Ministerio Fiscal ha pedido 22 años de cárcel para la acusada de matar a otra mujer prendiéndole fuego tras rociarla de gasolina en Murcia, según el escrito de calificación del Ministerio Público al que ha tenido acceso Europa Press.

El juicio se celebra en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Murcia, a partir de las 10.30 horas del próximo lunes, cuando está prevista la constitución del Jurado Popular.

Los hechos se remontan a las 23.30 horas del 15 de septiembre de 2018, cuando la acusada --mayor de edad y con numerosos antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia-- se encontraba en las inmediaciones de una hamburguesería de las Atalayas, en Murcia, y se enzarzó en una pelea con la víctima mortal, de 36 años, en la que llegaron a la agresión física

Tres días después, sobre las 18.00 horas del 18 de septiembre, la acusada se dirigió al domicilio de la víctima después de haber decido acabar con su vida, según el Fiscal.

La acusada, que portaba un cuchillo y una botella con gasolina, acudió al domicilio ubicado en la calle Polígono de la Paz de Murcia, donde la víctima se encontraba con su familia. Al llegar, subió al piso muy alterada y agresiva y llamó a la puerta gritando para que la víctima saliera pero un vecino, al verla en esas condiciones, la echó del edificio.

Sin embargo, la acusada no desistió de su plan y volvió a la casa llamando nuevamente a la puerta, manifestando que solo quería hablar con la mujer con la que se había peleado días atrás.

Cuando la víctima abrió la puerta, la acusada la roció con gasolina de manera sorpresiva y sin posibilidad de que reaccionara. A continuación, le prendió fuego con un mechero y se marchó del lugar.

De inmediato acudieron en auxilio de la víctima su pareja y la madre de este, quienes consiguieron apagar el fuego. La agredida quedó sentada en el suelo y le dio tiempo a identificar a su agresora antes de ser trasladada al hospital.

La víctima, que tenía 5 hijos menores de edad, falleció sobre las 12.30 horas del 19 de septiembre con quemaduras de tercer Grado en el 70% de la superficie corporal.

Como consecuencia de los hechos, su pareja de 37 años de edad sufrió lesiones consistentes en quemaduras de segundo grado en el dorso de ambas manos y en la región anterior del tercio superior de la pierna derecha, que tardaron en curar 15 días de perjuicio moderado, quedándole como secuela cicatrices en manos y pierna derecha.

También resultó con lesiones la madre de este hombre, con quemaduras de segundo grado superficiales en dos dedos de la mano izquierda y en la región de la muñeca izquierda. Además, sufrió quemaduras de primer grado en el primer dedo de la misma mano, que requirieron para su curación 10 días y requirió una derivación a psiquiatría por cuadro ansioso-depresivo.

Además, le quedó como secuela un cuadro ansiosodepresivo secundario y pequeñas cicatrices en muñeca izquierda. Así mismo, sufrió daños en la casa por efecto del fuego que han sido tasados en 700 euros.

El Fiscal estima que la acusada es autora de un delito de asesinato en el que no concurren circunstancias modificativas, por lo que pide la pena de 22 años de prisión, libertad vigilada por tiempo de cinco años y el pago costas.

Además, el Fiscal pide que la acusada indemnice al marido de la fallecida con 6.300 euros por las lesiones, en 90.000 euros por el fallecimiento de su esposa y en 700 euros por los daños. Además, pide que pague 1.930 euros a la suegra por las lesiones y 90.000 euros a cada uno de los cinco hijos menores con los intereses legales.