Añoran el veraniego regalo de Reyes de Florentino

La Razón
La RazónLa Razón

L25 COI

Dijo alguien que las leyes se hacen para «regatearlas». Lo que ha hecho el Comité Olímpico Internacional con el asunto del dopaje. Sus «hombres justos» le han pasado el balón de la responsabilidad de la sanción a las federaciones.

–«Hombres justos», eso es miedo, cobardía –piensan, farfullan, por lo que leo, las federaciones–. Como Pilatos, os laváis las manos.

Rusia es mucho poder. «Es el otro gran poder de Europa y del mundo.¿Enfrentarnos nosotros, el COI, a su «dopaje de Estado? Ni hablar». Cobardía, pues.

Lo aprendí en la universidad, estudiando Derecho Romano, asignatura que explicaba admirablemente don Ursicino Álvarez.

–Las patas de la ley –nos enseñaba– son la autoridad (sin miedo a nada ni a nadie) y la independencia.

Gatillazo de autoridad de los «hombres justos» del COI. El hombre, amén de un animal político, que decía Aristóteles, es también un animal miedoso, que no decía Aristóteles.

X27 Regalo de Reyes

El Barça quiere otro «9», el Atlético quiere también otro «9», la Juventus ha pagado por el «9» Higuaín la burrada de 90 millones.

–Al cabo de los años, de aquel Higuaín del Real Madrid que el Real Madrid traspasó al Nápoles, a este Higuaín de los 90 millones. ¿Vale realmente Higuaín ese fortunón?

Los hombres, cualesquiera que sean sus oficios, licenciaturas o doctorados, son ellos y la ley de la oferta y la demanda. No hay goleadores, pues los que hay valen lo que se quiera o se pueda pagar por ellos.

–Lo realmente sorprendente –me comenta un madridista– es cómo se revalorizan algunos de los jugadores que el Real Madrid traspasa o repudia porque no le gusta o porque no los considera sobresalientemente aptos para vestir la camiseta blanca. La lista es larga.

Los forofos, últimamente, se divierten especulando sobre si el Real Madrid será o no capaz de pagar por las piernas y el cerebelo de Pogba esos 100 ó 125 millones que piden sus «propietarios» y que algunos expertos califican de cifra disparatada por no concorde con su «valía real».

–Físicamente, es un búfalo. Un búfalo espectacular, pero, como el mar, con mareas altas y bajas –arguyen.

Y es que el madridismo, malogrado tal vez el fichaje de Pogba, sigue esperando el fabuloso regalo veraniego de Reyes de todos los años de Florentino Pérez.

–Morata está bien –dicen–. Pero no es el colosal regalo anual de Reyes a que nos tiene acostumbrados el presidente.

J28 Verlo

Soy más forofo del sueño que del fútbol, pero como había que ver el partido, lo vi.

–Es mejor soñar con los angelitos, a esas horas de la noche/madrugada, que ver el partido que he visto –me reproché–. «Esto» no es el Real Madrid, sino un sucedáneo del Real Madrid. Demasiadas bajas de titulares (siete u ocho).

El 3-1, sin embargo, a favor del PSG, es resultado que mancha el honorable historial del Real Madrid.

–El estilo y el honor –decía Oscar Wilde– hay que cuidarlos siempre.

Este Real Madrid de circunstancias, de posibles y probables, debe, en efecto, afrontar los amistosos contra equipos también respetados y reputados con más seriedad y rigor. El sucedáneo del Real Madrid, aburridamente gris en todo: en ideas, en ritmo, en calidad.

V29 Río

No, no voy a Río. Voy a Águilas, mi Río: playa, mar y cielo inigualables. Vaya, que me voy de vacaciones. Veré los Juegos en la televisión. 142 mujeres y 163 hombres, cifra competitiva del equipo español. Rajoy los ha despedido con esta frase: «...España, llena de españoles pendientes de vosotros». Claro que sí. El deporte es la política del señorío, del respeto al mejor, de la convivencia...

–Dilo de una vez: lo que no es el deporte de la política.

Más o menos.

Suerte a nuestra representación, a la que le recuerdo esta frase de Juan Antonio Samaranch (español universal que tanto mortifica a la zafia y aldeana alcaldesa barcelonesa, «la» Colau):

–Hay que competir con la idea de la gloria en la mente y en el corazón.