Cooperación necesaria

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La naturaleza de los acontecimientos que están asolando la escena internacional en los últimos tiempos hace necesaria, más que nunca, la cooperación. Si bien es cierto que el fenómeno de la organización internacional ya es una práctica común entre los estados, sobre todo desde el siglo XX con la aparición de Naciones Unidas como institución internacional con vocación de universalidad y a partir de la cual tiene lugar una proliferación de estos entes en la escena internacional, no es menos cierto que, en determinadas cuestiones de especial gravedad que están golpeando el mundo entero, la cooperación entre estados en el seno de la organización internacional es insuficiente y se requiere, por tanto, del desarrollo de programas comunes entre varias organizaciones internacionales. Aunque ya hemos sido testigos en diferentes ocasiones de este tipo de relaciones, la crisis de los refugiados, como problema de categoría global y que afecta especialmente al continente europeo, ha hecho necesario que exista un intercambio de información entre dos de las organizaciones internacionales más importantes del planeta: la OTAN y la Unión Europea. Concretamente, mediante esta puesta en común de información y de medios, se pretende poner de manifiesto, tal y como lo ha expresado la alta representante para la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, que se trata de «una responsabilidad global». Lo anterior es sólo un ejemplo, de los tantos que muestran que, en la actualidad, la cooperación y las relaciones entre los diferentes sujetos del Derecho Internacional es necesaria debido al alcance mundial de los asuntos que, como en su momento, desbordaron a los estados, los cuales tuvieron que integrarse en estructuras conjuntas de cooperación, hoy obligan a que las organizaciones internacionales de diversa índole tengan que establecer vínculos entre ellas. La tendencia es clara. Sin cooperación no es posible adoptar medidas eficaces sobre los temas de mayor importancia y que, cada vez más, afectan, de manera directa o indirecta, a la vida internacional en su conjunto.