Inteligencia maligna

La Razón
La RazónLa Razón

El campo ya no es lo que era, o no es lo que parece. La imagen bucólica e idílica, contrasta con la realidad que esconde y los peligros que acechan, entre ellos las malditas garrapatas, alias las «asesinas». Pueden fastidiar lo suyo pues transmiten enfermedades , unas 50 clases. Pueden matarnos, o dejarnos muy maltrechos. Las garrapatas, a veces, objeto de chistes, son animalitos muy pequeños con demasiada inteligencia, pues la usan para hacer daño. Obviamente, no acaban de aparecer de repente. Lo que sucede es que, nosotros los urbanitas, hemos olvidado de que los huevos no se fabrican sino que los ponen las gallinas. También hay niños que ignoran que las patatas se cultivan, y que los pollos «nacen» envasados. Esto que nos puede parecer ridículo e incluso inverosímil, es cierto.

Sólo la gente que sigue viviendo en el campo, cultiva la tierra y cría animales, sabe de la existencia de bichos y otras alimañas. El resto, creemos que todo «nace» envasado o esterilizado. Nada más lejos de la realidad real de la vida. Deberían dar clases de «realidad campestre» en las escuelas. Asimismo, los adultos deberíamos documentarnos un poco antes de salir al campo a caminar, pernoctar... Recuerdo un viaje por tierras californianas, en el que acampamos cerca de la frontera con Arizona. La dueña del camping me dio la noche pues, a modo de consejo, me dijo: «Si sale de la tienda, tenga cuidado con las serpientes (‘‘watch out for the snakes’’), pues les gusta el calor y se acercan a la tienda». Cogí una manguera que había cerca, y regué tanto alrededor de la tienda que el río Colorado se trasladó de lugar. No pegué ojo en toda la noche, ni osé salir de la tienda. Ahora, con el tema de las garrapatas, cada vez que vaya al campo a caminar, si es verano, aún tomaré más precauciones. Les digo lo que me dijo esa señora: «Watch out for the garrapatas».