Política

La «casta trincona»

Errejón, lugarteniente de Pablo Iglesias está cobrando un dinero de naturaleza pública sin que esté siendo justificado como se merece. Se trata de un sueldo de casi 2.000 euros al mes de la Universidad de Málaga por una investigación que no está realizando sobre la vivienda en Andalucía. Lo triste es que el «pequeño Errejón» tiene a todo su partido defendiéndole en Twitter de una injusticia que deberían recriminarle, pero nunca hacer una campaña por su defensa en internet de forma tan sectaria. Para cualquier persona de bien, su comportamiento es de vergüenza y contrario a todo lo que propugna su partido Podemos. Resulta indignante que un partido que pone como ejemplo que nadie debe ganar más de tres veces el salario mínimo y el resto lo donen a una organización benéfica o similar haga justamente lo contrario. Lo que donan por un lado...lo trincan por otro...

La «casta trincona» habría que denominar a aquellos que van contra sus propios principios. Pero los que desde las siete de la mañana estamos trabajando tenemos que vivir todos los días escuchando a los que nos gobiernan e incumplen sus promesas electorales y a los que nos quieren engañar con una política falsamente novedosa de repartir todo para todos.

Está claro que vivimos en un país en el que algunos quieren llamar «casta» a algunos políticos. Pero son todos iguales. Hinchando sus bolsillos de dinero, en este caso de la Universidad de Málaga. Un dinero que podría servir para dar de comer a dos o tres familias. Pero a esta «casta» sin principios les da igual todas estas familias que tienen a todos sus miembros en el paro o que no llegan a final de mes y empiezan a tener la cuenta en negativo a partir del día siguiente de cobrar una nómina porque viven a crédito. Prefieren enriquecerse a costa del dinero público, con cuentas en Suiza o subvenciones de la Universidad de Málaga u otro organismo público. Pero no importa. «¡This is Spain!».