Por Navidad, todos mejor

Llegadas las fiestas Navideñas los colegiados han conseguido mejorar en sus actuaciones y han cerrado el año sin grandes sobresaltos. Con algunas imprecisiones, pero con un buen tono en general.

- Valencia-Real Madrid: Fernando Teixeira Vitienes le perdonó una tarjeta amarilla a Sergio Ramos en una acción en la que el defensa golpea con el codo en la cabeza a Jonas y donde el colegiado no apreció falta. Se equivocó al dar validez al segundo tanto madridista, ya que Cristiano Ronaldo está ligeramente adelantado cuando Di María bota la falta.

- Atlético-Levante: González González tuvo mucho trabajo en el Vicente Calderón en un partido muy disputado. Le solicitaron penalti en una caída de Barral ante la salida de Courtois, no lo sancionó y acertó. Continuó acertando al sancionar con penalti una clara zancadilla de Rubén a Juanfran. Sin embargo, erró en la expulsión de Juanfran por una supuesta agresión a Filipe Luis, que no existió. El jugador rojiblanco exagera y finge un cabezazo del rival.

- Betis-Almería: Martínez Munuera, bien auxiliado por su asistente, acertó anulando un gol a Rubén Castro, que se encontraba en clara posición antirreglamentaria.

- Villarreal-Sevilla: Gil Manzano acertó en el penalti señalado por zancadilla de Cala a Jaume Costa. El futbolista del Sevilla derriba al rival y es expulsado correctamente, ya que evita una ocasión manifiesta de gol.

- Elche-Málaga: Del Cerro Grande, que seguía el juego de cerca, acertó no señalando penalti en una acción en la que Coro se deja caer dentro del área sin que Camacho le haga falta alguna.

- Espanyol-Valladolid: Mateu Lahoz no dudó en sancionar penalti un claro derribo de Rueda a Stuani.

- Getafe-Barcelona: Undiano Mallenco erró dando validez al primer gol marcado por Cesc, ya que se encontraba en fuera de juego tras el pase de Pedro. Sin embargo, acertó en el penalti señalado por un derribo claro a Pedro.

- Athletic-Rayo: Prieto Iglesias no debió dar validez al gol marcado por San José, ya que viene precedido de una mano de Toquero que posibilitan el posterior remate a gol de su compañero.