Historia

¡Qué grande aquel 15-J!

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Desde Ginebra vine a votar, ayer hizo 40 años. Viaje de ida y vuelta en un mismo día. Vinimos todos los que nos encontrábamos allí para que España se adhiriera en la Organización Internacional del Trabajo a los artículos relativos a la libertad sindical y el derecho de huelga. Recuerdo a Enrique de la Mata Gorostizaga, ministro de Relaciones Sindicales; Marcelino Camacho y Nicolás Redondo, secretarios generales de CC OO y UGT; y Carlos Ferrer Salat, presidente de la CEOE, con sus respectivos séquitos. Como periodistas Valentín González, redactor de «Pueblo», otro compañero de la agencia Pyresa y yo por la agencia Efe y el SIS, a la vez que Vicente Cebrián, director de este último servicio y padre del sempiterno capitoste de Prisa, Juan Luis.

¡Qué grande aquel 15 de junio de 1977! Aposté una «fondue» con el responsable de Relaciones Internacionales del entonces sindicato socialista a que su partido sacaba más de 100 diputados. Él decía que era imposible. Las urnas dieron a Felipe González 122 escaños. Nunca cobré. ¿Qué hubiera sido de nuestra democracia sin aquella ilusión de todos? Por más que algunos indocumentados y malintencionados quieran borrar la Transición, su trascendencia ahí queda, imborrable. Sin ella, es muy difícil, quizá imposible, que los Zapatero, Iglesias, Junqueras y demás hubieran tenido las opciones de las que disfrutan. Así es la vida.