Rajoy viene de nuevo

La Razón
La RazónLa Razón

Parece que la flamante presidenta del PP de la Comunitat, Isabel Bonig, aparte de poner de los nervios al presidente de la Generalitat en los debates parlamentarios, está teniendo entrada ante Mariano Rajoy y sus círculos más cercanos, a juzgar por la atención que el inquilino de la Moncloa le presta, lo cual es rentable para ella, para su partido y lo será para los valencianos.

El presidente del Gobierno, también del PP nacional, se paseará mañana, sábado, de nuevo por tierras valencianas. Y digo que se paseará, porque no se limitará a intervenir en un gran acto en El Finestrat, sino que además recorrerá las calles de algunas ciudades adyacentes como Altea, Calpe (su alcalde es el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez) y alguna más si tiene tiempo, aunque será difícil deslumbrarse con Moraira, según me contaba ayer mi amigo Rogelio.

En poco tiempo, ya se han asomado por aquí Rajoy varias veces, María Dolores Cospedal, Pablo Casado y demás prebostes populares. Quien conozca a Bonig, sabe que todos ellos si no vinieran, nunca será porque ella haya cejado en su empeño de empujarles a la visita. A nadie sorprenderá que en la calle Génova, sede madrileña del PP, le conozca ya hasta el último conserje.

El caso es que la Comunitat emerge de nuevo como castillo a conquistar, no en vano siempre ha sido para el PP un granero sustancial de votos en el que fraguar sus victorias. Ahora, por lo acontecido en las elecciones autonómicas, toca reconquistarlo. En eso están. Se sabe que la vida siempre ofrece una segunda oportunidad. Así es la vida.