Política

Realismo vs. demagogia

Frente a la demagogia, realismo. La oposición política al PP tiene perdido el norte de la racionalidad. Si finalmente la presión del PSOE y demás logran la inhibición de la Guardia Civil en nuestras fronteras, España puede resultar un caos respecto a la inmigración. No sólo para el territorio nacional sino para el europeo. O se controla o se mira hacia otro lado mientras entran miles de personas diariamente. Si es lo segundo, la consecuencia es el desastre. Si el objetivo es la ordenación ¿cómo puede lograrse sin medidas disuasorias cuando los protagonistas ni cumplen las normas ni hacen caso a las directrices de los puestos fronterizos? Los miembros de la Benemérita hicieron lo que esperamos de ellos la inmensa mayoría de españoles. Se pongan como se pongan sus críticos, no son responsables de las muertes.

Parece mentira que personas en cuyos currículos constan importantes responsabilidades en Gobiernos anteriores duden del comportamiento de la Guardia Civil y se alineen en las filas enemigas de un Cuerpo que ha demostrado permanentemente el servicio a los intereses españoles. Rubalcaba no tenía la misma conducta cuando integraba el Ejecutivo de ZP. Tiene razón el presidente de Melilla al expresar «no entiendo por qué no pueden usar elementos antidisturbios para defender la frontera española pero sí contra cualquier manifestación. Si no se deja actuar a los agentes, cambiémoslos por azafatas con comité de recibimiento para los inmigrantes».

Rubalcaba y sus cómplices parecen interesarse sólo en arremeter contra el Gobierno de Rajoy y la Guardia Civil. Sin embargo, ni una palabra sobre las mafias que organizan las expediciones, la mayoría de las veces sin ningún respeto a las personas ni a las leyes. Así es la vida.