Opinión

Carmena aboca Madrid al colapso

La Razón
La RazónLa Razón

Abordar la política de movilidad en una gran ciudad desde las restricciones al tráfico de los particulares es una solución fácil que siempre produce el mismo resultado, como demuestra la experiencia en otras capitales: la creación de áreas exclusivas que sólo pueden disfrutar los ciudadanos que disponen de mayores medios económicos. Es una paradoja que la izquierda española, como la europea, acabe por perjudicar a quienes más necesitan el vehículo individual para cumplir con sus obligaciones.