Opinión

Chaves y Griñán mueven sus cortafuegos

La Razón
La RazónLa Razón

Lo suyo era una «cuestión política», de altas esferas, de lo que hicieran los «subalternos», de eso no saben nada. Ésa es la consigna que el PSOE andaluz repite a todo aquel que se la quiera comprar. Ésa es la estrategia –y la justificación ante Alaya– que tienen Manuel Chaves y José Antonio Griñán para ahuyentar a todo aquel que quiera agitar el espantajo de la corrupción durante su gestión al frente de la Junta de Andalucía. Por decirlo más claro: de lo que hicieran mis consejeros yo no sé nada. Un puro cortafuegos.