Opinión

Cuando Estados Unidos ya no es el enemigo

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La séptima Cumbre de las Américas llega marcada como una cita histórica por la primera participación de Cuba y el encuentro entre Obama y el dictador Raúl Castro, en plena etapa de acercamiento y distensión entre La Habana y Washington. La reunión de Panamá puede ser una ocasión para que la región supere la política de confrontación contra el enemigo común estadounidense, pero el escepticismo sobre la suerte final del encuentro está fundamentado en unos regímenes bolivarianos liberticidas sobre los que toda desconfianza es poca.