Opinión

Discurso necesario para Cataluña

La Razón
La RazónLa Razón

La degradación de la situación política y social en Cataluña es también la decadencia de los pulsos democráticos en un territorio dominado por un movimiento supremacista y liberticida que ha impuesto un estado de excepción en la práctica, con el Parlamento clausurado y el acoso al disidente. En esta coyuntura extrema, el constitucionalismo necesita el empuje del nuevo PP de Pablo Casado. Dolors Montserrat, su portavoz en el Congreso, entiende que «el 155 deberá aplicarse si Torra vuelve a pulsar el botón de las leyes de desconexión». En una entrevista con LA RAZÓN, habla del paisaje totalitario configurado por los lazos amarillos, que «son el símbolo de la confrontación, la división y el odio», y exige al presidente Pedro Sánchez que explique «si su pacto oculto con Torra consiste en no aplicar nunca» la suspensión de la Generalitat pase lo que pase. En esas circunstancias la portavoz popular reprocha a Ciudadanos no haber hecho posible el voto útil frente al separatismo y haber abierto la puerta de Moncloa a Sánchez, lo que define como «una traición a España». El PP tiene una ardua labor por delante para robustecer su proyecto y no mucho tiempo. Con lo que se avecina, España necesitará que los populares estén a la altura y no vacilen.