El separatismo falsea el derecho internacional

La Razón
La RazónLa Razón

Las terminales del nacionalismo catalán han recurrido de nuevo al viejo método de repetir insistentemente la misma falacia hasta convertirla en verdad y acabar acusando de mentir a quien se atreva a negarla. Lo último es utilizar falsamente la sentencia del Tribunal Internacional de La Haya sobre Kosovo y atribuirle que «entre la legalidad constitucional de un Estado y la voluntad popular, prevelace la segunda», algo que no dice el texto. Y lo más grave: este argumento está siendo utilizado incluso por organismos asesores de la Generalitat.