Opinión

En el fútbol también hay corrupción

La Razón
La RazónLa Razón

El fútbol profesional no es inmaculado. Como cualquier otro negocio multimillonario es un imán para que algunos hagan dinero rápido, fácil y al margen de las normas. El amaño de partidos y el auge de las apuestas son los instrumentos. Ayer, la Policía detuvo a futbolistas de Primera y Segunda y al presidente del Huesca por presuntamente integrar una de esas redes delictivas. Veremos si las pruebas son concluyentes, pero en todo caso es un aviso a estafadores de todo pelaje. Los pelotazos a veces se cobran y otras te dejan huella.