Opinión

Iceta hará política desde el Senado

La Razón
La RazónLa Razón

El PSOE tiene la mayoría absoluta en el Senado y, por lo tanto, le corresponde la presidencia. Otra cosa es que Pedro Sánchez se haya permitido anunciar el nombramiento de quien presidirá la cuarta institución del Estado sin ni siquiera haberse constituido las Cortes, que será el próximo día 21. El interesado, Miquel Iceta, secretario general de los socialistas catalanes, también lo ha dado ya por oficial y así lo comunicó ayer a la Comisión Ejecutiva del PSC. De nuevo se ciñe todo a la manera de hacer de Sánchez, saltándose las normas institucionales elementales, de la misma manera que se atribuyó la figura de presidenciable antes de recibir el encargo del Rey. El de Iceta se trata de un nombramiento con más peso político que meramente institucional y, más allá de todos los guiños que se quieran hacer a una normalización de las relaciones con Cataluña, su papel va a superar el marco propio del Senado. Esperemos que como interlocutor preferente con los independentistas en la estrategia de apaciguamiento de Sánchez –ideó el acercamiento de Sánchez a Torra y creó la figura del «relator»– no sobrepase las funciones de una institución tan importante como el Senado. Después de todo, tal y como se nombre el Gobierno, se retomará las negociaciones con los independentistas.