Junqueras tiene prisa

La RazónLa Razón

Si el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, dice que el referéndum independentista podría adelantarse a antes del verano, debemos tenerlo en cuenta, a no ser que, como en el caso del «arquitecto jurídico» del Nuevo Estado, Santiago Vidal, todo sea pura incontinencia. Algo debe haber cuando lo dice quien puede ser el futuro presidente de la Generalitat. Esta decisión está condicionada, manifestó, a que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, sea inhabilitada, lo que obligaría a una respuesta que, de paso, ayudaría a pedir el voto en caliente. Por un lado, hay un verdadero temor de algunos líderes del «proceso», incluido el propio Junqueras, a ser apartados de sus cargos públicos, si hubiese algún delito en el uso indebido de los datos tributarios. Por otro lado, un referéndum a tres meses vista volvería a ser otro simulacro, ilegal, pero pura falacia.