La Bolsa, otra razón para el optimismo

La Razón
La RazónLa Razón

Si es cierto que la Bolsa interpreta como nadie el porvenir de las economías, hay razones suficientes para la esperanza sobre la consistencia de la recuperación en nuestro país. A falta de cuatro sesiones para cerrar el año, el parqué madrileño es el más rentable por dividendo de las empresas que componen sus índices y supera en ganancias a las bolsas de Lisboa, París, Milán y Londres. Los inversores han recuperado la confianza y el flujo financiero crece en un contexto económico propicio y alentador. Un buen síntoma.