Opinión

Londres, al servicio de la «diplomacia» llanita

La Razón
La RazónLa Razón

El Ministerio de Exteriores trasladó ayer al embajador británico en Madrid, Simon Manley, la «más enérgica protesta» y el «malestar» de España por la manera en que Reino Unido ha gestionado el «pretendido incidente» con un buque de la Armada española en Gibraltar. Madrid ha querido dar un toque de atención a Londres por la reiterada convocatoria de nuestro embajador ante la Corte de San Jaime por unos ejercicios rutinarios de nuestra Armada. El Foreign Office se equivoca al ponerse al servicio de Gibraltar.