Otro amargo revés para las víctimas en la Audiencia

La RazónLa Razón

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha rechazado tomar declaración a los ex jefes etarras «Pakito», «Txelis», «Baldo» y «Fiti», por el atentado contra Ángel Guerrero en abril de 1990, a los que un informe de la Guardia Civil implica como los dirigentes que dieron las órdenes y suministraron los explosivos. El juez ha argumentado que sus testimonios son intrascendentes e impertinentes y que sólo servirían para dilatar un proceso que, por lo demás, estaba a punto de ser archivado porque se desconocía a los autores. La negativa del juez resulta inexplicable por inconsistente e insólita y supone otro amargo e inmerecido revés para las víctimas.