Opinión

Política de exterminio contra el castellano

La Razón
La RazónLa Razón

El informe de la Asamblea por una Escuela Bilingüe sobre más de 2.200 proyectos lingüísticos de centros catalanes ofrece un balance desolador para el castellano. Ni se respeta el porcentaje de asignaturas impartidas en el idioma común ni se permite su uso en pasillos, patio y comedor y ni siquiera en la comunicación con las familias. Según la ministra Celaá, esta realidad no existe. Tampoco se adoctrina. Colabora así con una política de erradicación del castellano y de represión de los castellanohablantes. Ilegal y aberrante.