Actualidad

PP: la cizaña interna cuesta votos

Lo peor para cualquier formación política, también el Partido Popular, es que se alimente la imagen del enemigo interior y que se juegue frívolamente al cainismo. La portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, no pierde una oportunidad de atizar las brasas de su choque extemporáneo con la dirección popular en el País Vasco. Ayer, lanzó otro dardo envenenado contra Alfonso Alonso. Las guerras internas restan votos y minan las opciones de victorias electorales hasta convertirlas en misión imposible.

Publicidad