Opinión

Primarias con miedo a la abstención

La Razón
La RazónLa Razón

La suerte del PSOE está echada y hoy se sabrá quién lo dirigirá en los proximos años. Pedro Sánchez cerró su campaña en el poderoso feudo andaluz y Eduardo Madina, en Cataluña: dos elecciones muy elocuentes de cómo se han posicionado las distintas federaciones para el asalto final. Ambos, sin embargo, comparten un enemigo común, que no es el tercero en discordia, Pérez Tapias, sino la abstención. Una participación inferior al 50% o similar al número de avales sería un grave fracaso de las primarias y de los propios candidatos.