Opinión

Que el Gobierno fiche en diligencia

La Razón
La RazónLa Razón

El primer día con deber de fichar en el trabajo para registrar la jornada laboral resultó una ceremonia de la confusión como cabía esperar conforme a la puesta en marcha de esta norma del Gobierno socialista caracterizada por la improvisación. Trabajo se ha planteado una moratoria de facto ante la incapacidad material de muchas sociedades, especialmente pymes, para afrontar la nueva obligación, como se puso de manifiesto ayer. Las prisas no ayudan cuando se regula un ámbito tan complejo como las empresas y el empleo.