Editoriales

Racionalizar el turismo de masas

España, como otras potencias de esta industria, tiene en el turismo un sector estratégico que debe preservar a toda costa pues los recursos que aporta a nuestra riqueza nacional resultan cenitales. Pero es preciso al mismo tiempo no ignorar ni relativizar siquiera las voces que alertan sobre las nocivas consecuencias de una demanda desaforada que mine precisamente el reclamo patrimonial que seduce a decenas de millones de visitantes. Velar, cuidar y controlar no es minar el turismo, sino estimularlo.

Publicidad