Un congelado en el tiempo

La Razón
La RazónLa Razón

El ex juez Baltasar Garzón parece haberse congelado en las aguas exudadas de su sectarismo. Ni las transformaciones políticas, económicas y sociales de las últimas décadas ni la mera observación de la realidad contemporánea de España, Europa y el mundo hacen mella en esa obsesión enfermiza por mantener vivo el espantajo del franquismo.