Un viaje del Rey de gran trascendencia política

La Razón
La RazónLa Razón

El viaje de Su Majestad al reino de Marruecos, que comenzó ayer con una cena privada entre los dos monarcas, tiene, más allá del impulso a unas relaciones comerciales ya muy asentadas, una significativa trascendencia política. Los países del Magreb se encuentran en un momento de turbulencias, bajo la amenaza de los movimientos islamistas, y Marruecos está llamado a ser un elemento decisivo de estabilidad. Don Juan Carlos representa el respaldo inequívoco de España y del resto de la UE a nuestro vecino del sur.