Opinión

Una medida del más puro sentido común

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La asunción por parte del Gobierno de los gastos de repatriación de los dos misioneros españoles de Liberia es, como bien dijo ayer Mariano Rajoy, «de puro sentido común». Hasta ahora, el jefe del Ejecutivo había permanecido callado mientras muchos aprovechaban para tratar de sacar tajada política de una desgracia semejante. Pero no porque Rajoy se lo estuviera pensando, sino todo lo contrario. No tenía ninguna duda. Y, de paso, ha dejado hablar a muchos irresponsables que, desde luego, se han retratado.