... y manda a la Guardia Civil a la sede de UGT

La Razón
La RazónLa Razón

La presencia de varios números de la Guardia Civil en la sede de la UGT de Sevilla, enviados por la juez Alaya para intervenir documentación relacionada con el desvío de fondos de formación a fiestas y anuncios en la prensa afín, conmocionó ayer a la izquierda andaluza y deslució la aprobación de los Presupuestos autonómicos, vendidos como los más «sociales» de todos. Eso mismo se dijo de presupuestos anteriores, que de tan «sociales» son ahora investigados por presunta malversación en forma de subvenciones sindicales.