Las bases de Podemos avalan casi por unanimidad la coalición con Sánchez

El 96,8% de los inscritos apoyan la entrada de Iglesias como vicepresidente: el “sí” crece 26 puntos respecto a julio pero con 4.000 votos menos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellando el preacuerdo de Gobierno/Foto: ALberto R. Rodán
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellando el preacuerdo de Gobierno/Foto: ALberto R. Rodán

Los inscritos de Podemos apoyan sin fisuras el pacto alcanzado con el PSOE para dar forma al primer Gobierno de coalición a nivel nacional en la historia democrática de España. Así se han expresado las bases moradas en la consulta que se abrió el sábado y se ha cerrado hoy a las 10 de mañana. Un 96,8 por ciento (130.150 personas) de los participantes han dicho "sí" a la pregunta que los de Pablo Iglesias redactaron: "¿Estás de acuerdo con que participemos en un gobierno de coalición en los términos del preacuerdo firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias?". Un 3,16% ha votado en contra (4.244 inscritos).

El objetivo que se había marcado Podemos para esta consulta era superar el nivel de participación de la votación celebrada tras el 28-A. Entonces participó el 26% de los inscritos, es decir, 138.488 personas de los 517.500 que estaban llamados a votar. En la dirección del partido relativizan estos porcentajes ya que consideran que ese medio millón largo de participantes no equivale al "censo real" del partido. De hecho, en Podemos estiman que el número de "inscritos activos" se sitúa en el entorno de los 190.000.

De esta forma, los datos de la consulta tienen dos lecturas posibles. Una enormemente positiva para la estrategia defendida siempre por Iglesias de "cogobernar" con el PSOE: el 96,8% de apoyo significa un incremento de más de 26 puntos respecto al 70% de "síes" de la consulta de julio. Por otro lado, la votación de esta semana ha registrado una caída en la movilización, con alrededor de 4.000 participantes menos.

El 32%, la media de Podemos

Atendiendo al resultado de participación en las nueve consultas celebradas en los últimos dos años, se confirman las bajas expectativas de movilización de sus bases. Aunque en los reglamentos internos del partido no se especifican unos porcentajes mínimos para la validez de los debates, la media de participación se enmarca en el 32,56% de sus simpatizantes. Podemos «pincha» en estas decisiones de lograr el respaldo de su electorado, a pesar de las múltiples campañas que lanzan a través de las redes sociales para conseguir la confianza de sus bases. Entre 2016 y 2018 solo lograron aproximarse al 50% de la cuota en una ocasión: cuando en marzo de 2018 les consultaron sobre si presentarse al ciclo electoral de 2019 junto a IU y las confluencias (46,65% de movilización). Y solo en tres ocasiones superaron el 30%: en el debate sobre si Pablo Iglesias e Irene Montero debían o no dimitir tras la polémica generada por la compra de un chalé en Galapagar, (38,57%); un 35% participó para ratificar la coalición con IU en 2016 y un 37 por ciento votó cuando se les preguntó si debían aceptar o rechazar el pacto de investidura entre PSOE-Cs en 2016. La cifra más baja de participación se registró en 2018, momento en el que Iglesias fue ratificado como candidato a presidente del Gobierno con tan solo el apoyo del 12% de las bases. En mayo del mismo año, el 15% votó en la consulta sobre la moción de censura a Rajoy.