Actualidad

Mil días de papado

El Pontífice ha revolucionado en este tiempo la Iglesia gracias a sus gestos y a su continua denuncia en favor de niños, pobres y ancianos

El Pontífice ha revolucionado en este tiempo la Iglesia gracias a sus gestos y a su continua denuncia en favor de niños, pobres y ancianos

Publicidad

Francisco cumple mil días al frente de la barca de Pedro y, desde que el 13 de marzo de 2013, la chimenea de la Capilla Sixtina mostrase el humo blanco que anunciaba su elección, la Iglesia ha experimentado un gran cambio, sobre todo en sus formas. El primer Pontífice americano de la historia se ha convertido en todo un referente internacional. Cada año, según diversos estudios y publicaciones, Francisco es reconocido como una de las personas más influyentes, afianzando así el liderazgo moral del Papa, y no sólo entre los católicos.

No lo ha tenido fácil durante estos años, porque se ha visto obligado a hacer frente a la crisis moral que sacude el planeta, herido no por pocos males que el Pontífice denuncia a menudo.

Jorge Mario Bergoglio era en 2013 prácticamente un desconocido para la mayoría de los cristianos en todo el mundo. Salvo en Argentina y en su Buenos Aires natal, donde era querido por muchos, pero detestado por otros por su continua denuncia social y por sacar los colores a más de un político cuando lo merecía. Sólo conociendo su historia, su labor al frente de la capital argentina, se puede entender el pontificado de Francisco. Un nombre escogido en recuerdo del patrón de Italia, San Francisco de Asís, pero sobre todo de los pobres y la Naturaleza, dos de los pilares de su pontificado. Los primeros están presentes en cada uno de sus mensajes, discursos, homilías y, lo más importante, en cada uno de sus gestos. No hay que olvidar que nada más coger el testigo de Benedicto XVI ya dijo: «quiero una Iglesia pobre para los pobres». La Naturaleza se ha puesto en primer plano gracias a su encíclica «Laudato Si» y en su exhortación «Evangelii Gaudium» dio a conocer las líneas base de su pontificado.

Francisco se ha convertido también en un viajero incansable. Ha ido a América, Asia, África y Europa, donde ha alertado del descarte de niños, ancianos, enfermos y pobres, dejando en evidencia un sistema económico que genera estos dramas. No duda en denunciar la corrupción de los políticos y la de la propia Iglesia, para lo que ha iniciado un proceso de reforma de la curia que ni un nuevo «Vatileaks» ha podido frenar.

Publicidad

Entra en vigor el «motu proprio»

Los procesos de nulidad matrimonial serán gratuitos y más rápidos a partir de ahora al entrar ayer en vigor el «Motu Proprio» del Papa Francisco, que elimina la obligatoriedad de una doble sentencia conforme. El Arzobispado de Madrid anunció su aplicación tras firmar el texto por el que se suprimen las tasas, aunque aceptarán donativos.

Publicidad