Para que otros vivan

La Razón
La RazónLa Razón

Su Majestad la Reina de España ha visitado Cáritas Diocesana de Mallorca y alguno de los programas que ésta dirige. Es de agradecer este gesto. Muchos son los que visitan los monumentos más importantes de las ciudades. La mayoría visitan en Mallorca la catedral, pero pocos visitan las principales catedrales, que son los pobres. Puedo decir por experiencia que impactan más estos hermanos nuestros que normalmente viven fuera de la ciudad que los grandes monumentos que ha construido el hombre. También, desgraciadamente, el hombre ha construido estos «monumentos vivos», los pobres, porque si Dios ha dado abundantes alimentos para todos los seres humanos y son muchos los que pasan necesidad o mueren de hambre, alguien tiene la responsabilidad de esta dolorosa situación. En realidad todos somos responsables por no compartir nuestros bienes con los necesitados.

La Iglesia siguiendo el mandato de Jesús atiende a los pobres con solicitud amorosa y ve en cada uno de ellos al mismo Jesús: todo lo que hagáis a uno de éstos, los pobres, a mí me lo hacéis. Esta labor la realiza principalmente a través de Cáritas, que manifiesta el amor preferente de Jesús por los pobres, alentando el compromiso de la comunidad cristiana y de la sociedad en general en favor de los más necesitados. Cáritas nos invita a vivir sencillamente para que otros sencillamente puedan vivir.

*Obispo de Barbastro-Monzón y delegado para Cáritas Española