Religiosidad y tradición transforman la geografía española en Semana Santa

Los españoles se preparan para vivir otro año una nueva Semana Santa que desde mañana y durante una semana transforma la geografía del país, donde una mezcla de tradición y religiosidad cambia por unos días las costumbres y fisonomía del país atrayendo al turismo nacional e internacional.

Durante estas fechas, los españoles demuestran su pasión religiosa a través de distintas expresiones convertidas en una de las señas culturales y artísticas más importantes del país.

La "Madrugá"sevillana, la procesión de las "turbas"en Cuenca o en Valladolid con las imágenes de Berruguete y Juan de Juni, la "tamborrada"de Calanda (Teruel), los "picaos"de San Vicente de la Sonsierra (La Rioja), y las pasiones vivientes de Castro Urdiales (Cantabria) o de Chinchón (Madrid) son un claro ejemplo.

Andalucía

Con un ojo mirando al cielo, entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección, salen en procesión en las ocho capitales de provincia unos 100.000 nazarenos o penitentes pertenecientes a 258 cofradías, algunas de las cuales poseen piezas artísticas e imágenes barrocas de grandes maestros como Martínez Montañés y Alonso Cano.

En Sevilla saldrán en procesión más de medio centenar de cofradías con casi 60.000 nazarenos, con imágenes tan veneradas como la de Jesús del Gran Poder y la Macarena, que procesionan en la "Madrugá"junto a otras imágenes de gran popularidad como la Esperanza de Triana, además de tronos tan conocidos como el de El Cachorro.

Procesiones cargadas de simbolismo como las de Málaga de los legionarios y su Cristo de la Buena Muerte o el Paso de Riogordo, las de Úbeda y Baeza (Jaén), el Cristo de los Gitanos de Granada o las de Nuestra Señora de las Angustias y El Esparraguero, en Córdoba, son también muy populares.

Aragón

En Aragón, nueve municipios turolenses forman parte de la Ruta del Tambor y el Bombo que vive en Semana Santa su mayor intensidad con el "romper de la hora"a medianoche del Jueves Santo, excepto en Calanda, que sucede a mediodía del Viernes Santo.

La Semana Santa de Zaragoza, recientemente declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, tiene más de 700 años de historia y aglutina 49 procesiones desde hoy hasta el Domingo de Resurrección, en las que participan más de 15.000 penitentes de 24 cofradías, con el sonido de los bombos, tambores y carracas como protagonistas.

Baleares

La procesión del Jueves Santo del Cristo de la Sangre en Palma, que concluye en la catedral, es la que reúne a mayor número de fieles de todas las que se celebran en la capital balear, donde la celebración de la Semana Santa coincide con el arranque de la temporada alta turística.

Otro de los actos más populares es el Descendimiento de Pollensa (Mallorca), una procesión en la que los cofrades bajan una imagen de Cristo desde un oratorio por una gran escalinata iluminada con antorchas.

Cantabria

En Cantabria, el mayor número de pasos salen en Santander, pero el evento más importante y característico, declarado Fiesta de Interés Nacional, es la Pasión de Jesucristo que se celebra por las calles de Castro Urdiales, que se convierten en las del Jerusalén de Jesucristo, al que da vida un joven de esta localidad.

Castilla-La Manca

Hasta esta comunidad llegan todos los años miles de visitantes para contemplar en Cuenca la famosa procesión del "Camino del Calvario", conocida popularmente como la de "Las Turbas", que rememora, en la madrugada del Viernes Santo, la burla de que fue objeto Jesús cuando iba de camino de su crucifixión.

Mientras caminan, siempre de espaldas a los pasos, los "turbos"no manifiestan sus burlas e insultos con palabras, sino tañendo tambores enlutados y clarines destemplados con sordina.

Castilla y León

Por tradición, fervor y patrimonio cultural, Valladolid y Zamora polarizan el mayoritario interés en la Semana Santa castellanoleonesa; la primera con procesiones como la del Viernes Santo, un compendio de la mejor imaginería castellana de los siglos XVI al XVIII firmadas por Berruguete, Juan de Juni y Gregorio Fernández, entre otros escultores de renombre.

En Bercianos de Aliste (Zamora), durante la procesión del Santo Entierro, los hermanos visten un hábito blanco con el que serán amortajados cuando mueran.

Además, existen otros actos muy populares como el de Navaluenga (Ávila), donde los cofrades se replican mutuamente el Jueves Santo recitando las rimas sacras que Lope de Vega dedicó a la pasión, o el desfile que el Viernes Santo hacen los hermanos de la Vera Cruz en Ágreda (Soria), ataviados con el traje de cortesanos de la época de Felipe IV.

Estremadura

En Extremadura, además de las clásicas procesiones de Plasencia y Badajoz, destacan el vía crucis en el Anfiteatro Romano de Mérida, la del Cristo Negro en Cáceres y la procesión por las estrechas y empinadas calles de Jerez de los Caballeros.

También es el foco de atención de medios nacionales y turistas Valverde de la Vera (Cáceres), donde sus calles empedradas son testigos, la madrugada del Jueves al Viernes Santo, del emocionante caminar en el tradicional vía crucis de "los empalaos".

Galicia

La Semana Santa ferrolana, reconocida este año como Fiesta de Interés Turístico Internacional, es una de las más sobrias, recias y con más arraigo de toda España. Los primeros desfiles procesionales se remontan al siglo XVI en el barrio marinero de Ferrol y la tradición se ha mantenido como uno de sus signos de identidad.

En Lugo, unas 2.500 personas participan este año en la organización de la Semana Santa, cuya junta de cofradías ultima la recopilación de documentación para presentar, con la colaboración del Ayuntamiento de la ciudad, su candidatura a Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La Rioja

Los "picaos"de San Vicente de la Sonsierra destacan en la Semana Santa de La Rioja, donde los disciplinantes, que deben ser mayores de edad, varones y tener un certificado de su párroco sobre su sentido cristiano y su buena fe, caminan descalzos y con un hábito que les cubre la cara y deja al descubierto la espalda al tiempo que se flagelan con unas madejas de hilo de unos 80 centímetros.

Tras darse entre 750 y 950 golpes, les limpian con agua de romero y les "pican"con una "esponja", que es una bola de cera virgen con seis cristales incrustados.

Madrid

En Madrid, trece hermandades y cofradías saldrán a lo largo de la semana en procesiones que tendrán uno de sus puntos álgidos en la procesión de Jesús Nazareno de Medinaceli, una talla anónima del siglo XVII que congrega a miles de fieles en su recorrido el Viernes Santo por el centro de la capital.

La pasión viviente de Chinchón, de interés turístico nacional, congrega también a un gran número de visitantes en la Semana Santa madrileña, cuyo punto final lo pone una multitudinaria "tamborrada"el Domingo de Resurrección en la Plaza Mayor.

Murcia

En Murcia capital, donde la Semana Santa fue declarada de interés turístico internacional en 2011, la más célebre y vistosa por su calidad artística es la procesión de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno el Viernes Santo, con obras del imaginero barroco murciano Francisco Salzillo que salen a la calle este único día del año acompañadas por miles de nazarenos con túnica morada.

También ese día, Lorca vive el desfile bíblico pasional de 3.000 figurantes, 400 caballos e imponentes carrozas que representan templos y palacios de distintas civilizaciones y tronos barrocos.

Navarra

En Navarra la procesión con mayor participación es la del Santo Entierro que se celebra en Pamplona en la tarde de Viernes Santo, si bien la de mayor interés artístico, declarada de Interés Turístico Nacional, es la de la localidad de Corella ese mismo día, aunque también son destacadas la quema del Volatín y la "Bajada del Ángel"en Tudela.

País Vasco

En Vizcaya el acto religioso más destacado y popular es el Vía Crucis Viviente de Balmaseda, mientras que en Guipúzcoa, una de las procesiones más antiguas es la de Segura, la única localidad de la provincia que mantiene la marcha religiosa del Jueves Santo, que ha conservado desde hace más de 300 años.

Valencia

La capital valenciana se ha visto obligada este año a suspender la procesión de la Real Cofradía de Jesús en la Columna por el centro de la ciudad el próximo miércoles debido al fuerte despliegue policial que habrá por la zona con motivo de la final de Copa del Rey entre el Real Madrid y el Barcelona que se disputa ese día.

Otros actos destacados en la comunidad son las "tamborradas"de L'Alcora (Castellón) y Alzira (Valencia), que con su "rompida de la hora"anuncian la muerte de Cristo al mediodía del viernes Santo.

El punto de partida lo pondrá mañana la procesión del Domingo de Ramos en Elche, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional en 1997, que liga el fervor con la tradición, ya que los ilicitanos portan las palmas blancas artesanales que desde hace siglos son elaboradas por talleres familiares de la ciudad y exportadas a países como Gran Bretaña, Bélgica y Francia.