Crece el número de jóvenes hospitalizados tras las salidas de los niños

Algunos hospitales, “no muchos”, han detectado un descenso de la edad media de las personas ingresadas por COVID-19, ha explicado Fernando Simón

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha subrayado este lunes que ha habido un descenso en la edad media de las personas hospitalizadas. Simón asegura que esta menor edad media podría responder a que los hospitales y las UCI se descongestionan progresivamente, aumenta la movilidad de la población y “algunos de estos pacientes más jóvenes o fuertes” que hasta ahora se quedaban en casa, ahora están siendo atendidos e incluso ingresados.

Algunos hospitales, “no muchos”, han detectado un descenso de la edad media de las personas ingresadas por COVID-19, si bien este hecho no puede asociarse “aparentemente” a un mayor contagio debido a las salidas de los niños desde hace 15 días.

Sanidad no ha observado “ningún repunte sustancial en ningún lugar” de contagios en España tras 15 días de las salidas de los menores a la calle, aunque Simón ha precisado que “concluir con certeza absoluta es muy complicado”.

Si hubiera habido un efecto de transmisión de los primeros días de los paseos de los niños "se hubiera empezado a observar ya" y "hasta la fecha" no lo han observado, ha asegurado Simón.

A pesar de que se han detectado algunas ondulaciones los últimos días, los expertos consideran que son las “habituales” en el descenso de la transmisión de la epidemia.

Simón ha insistido en que, a pesar de que los datos son favorables, hay que terminar de controlar la epidemia y en que aún existe un “riesgo muy importante de repunte”. Ha avisado de que “si no lo hacemos bien, habrá repuntes como en Corea y Alemania”.

“Estamos en una situación muy favorable en la que realmente está empezándose a ver de forma muy clara que estamos en las últimas fases de la transmisión, pero hay un riesgo muy importante de repunte todavía”, ha señalado, añadiendo que no todo “está ganado”, ya que "hay que tener mucho cuidado, teniendo en cuenta los aumentos de positivos en Corea o Alemania de los últimos días.

Simón ha reclamado que, durante esta fase de desescalamiento, hay que garantizar que los servicios de Atención Primaria tienen “recursos y están bien dotados” para la detección y rastreo de casos, Salud Pública puede hacer una recogida de información ante cualquier rebrote y los recursos asistenciales pueden mantener o “desplegar de la forma más rápida posible” para evitar los colapsos durante el pico de la pandemia.

Ante posibles rebrotes, Simón ha comentado que no solo hay que valorar los nuevos ingresos en UCI, sino también los contagios diarios, ya que “una parte” de estos positivos podría finalmente necesitar de ingreso en cuidados intensivos, poniendo de nuevo en riesgo la asistencia a pacientes que más lo necesitan. “Si no apareciera ningún caso nuevo, los hospitalizados actuales también podrían evolucionar a UCI, aunque no implicara más transmisión. Pero si hay transmisión tendremos más casos y algunos terminarán ingresando en UCI. Tenemos que estar vigilantes en todo el proceso y no en único indicador”, ha concluido.

Sí que cabe reseñar que los datos que manda cada día el Ministerio de Sanidad muestran un repunta de la tasa R desde inicios del mes de mayo, fecha a partir de la cual se permitió la salida a la calle de toda la población por franjas de edad.

Así, en apenas una semana ha pasado del 0,67 del 3 de mayo al 0,81 de hoy, tasa similar a la de hace un mes y que se acerca peligrosamente a 1.