Sanidad se olvida de los farmacéuticos fallecidos

El Consejo General de Colegios pidió hace más de una semana al Ministerio que incluyera a los 16 profesionales sanitarios en activo que murieron por Covid-19 y, de momento, no han obtenido respuesta

El Ministerio de Sanidad no solo reconoció únicamente a 35 sanitarios fallecidos por el Covid-19, sino que se olvidó de incluir a los farmacéuticos que han perdido la vida. En concreto, el «Informe sobre la situación de Covid-19 en personal sanitario en España», elaborado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) con datos actualizados hasta el 4 de mayo, afirmaba que eran 35 los sanitarios que habían perdido la vida cuando entonces ya eran 44 médicos y enfermeros (una cifra que ya ha subido), pero a esas vidas perdidas hay que sumar las de 16 farmacéuticos que han fallecido por Covid-19 estando en activo, según los datos facilitados a este periódico por parte del Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCF).

Es decir, ya serían más de 60 los profesionales sanitarios que, por sus servicios prestados a la sociedad, han perdido la vida al contagiarse de Covid-19.

«Hace más de una semana solicitamos al Ministerio de Sanidad que incluyeran a los farmacéuticos fallecidos y todavía no nos han contestado», afirma Jesús Aguilar, presidente del CGCF. «La Ley de las profesiones sanitarias –prosigue– dice que somos profesionales sanitarios. No lo decimos nosotros, por eso no entendemos que no se incluya a nuestros compañeros que han perdido la vida. Otra cosa es personal sanitario, que no lo somos, pero profesional sanitario sí». Además, «el 80% del trabajo en farmacia es para el Sistema Nacional de Salud», recuerda.

Su no inclusión ha causado indignación entre muchos de los profesionales farmacéuticos. «Tenemos cierta decepción con la Administración y no lo digo por una sino a las Administraciones porque es culpa de todos no haber detectado que no se nos había incluido. Cómo mínimo que les cuenten, porque ni nos han preguntado cuántos farmacéuticos han fallecido olvidándose de que desde que comenzó la pandemia hemos estado en primera línea de la trinchera atendiendo a más de 30 millones de españoles durante el primer mes que han pasado por las farmacias y atendiéndoles sin medidas de protección, porque no hay que olvidar que al principio de la pandemia las autoridades sostenían que solo con mantener dos metros de distancia era suficiente y eso ha dado lugar desgraciadamente a lo que ha ocurrido». «Duele que no se trate a estos profesionales sanitarios con reconocimiento, cuando desde que estudiamos la carrera universitaria, tenemos una directiva europea diferente, nuestros grados son de cinco años». En definitiva, sentimos «decepción, pero no por la población ni por los medios de comunicación, sino por parte de las administraciones, que es con las que de manera constante estamos, además, trabajando», añade Aguilar.

En memoria de los farmacéuticos fallecidos

Entre los farmacéuticos que han perdido la vida, se encuentran José Tomás Mijimolle y Carmen Cuadrado Calvo, un matrimonio de farmacéuticos de Leganés, en Madrid, que fallecieron por Covid-19 con tan solo tres días de diferencia. Además de dedicarse a su barrio, Tomás, que murió el pasado 28 de marzo, lideró el avance de la ortopedia farmacéutica siendo vocal nacional del Consejo General durante dos décadas, precisan desde el CGCF. Son dos de los diez farmacéuticos de la Comunidad de Madrid que han perdido la vida estando en activo, según los datos facilitados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Nieves Quiralte Abello, la de Florentina Cimiano Valera, Santiago Díez García, Adriana Alia Gómez, Oscar J. Álvarez Rodríguez, la auxiliar de farmacia Teresa Baca Cruces, el titular de farmacia Julio Gutiérrez Montalvo y otro farmacéutico, cuyos familiares han pedido expresamente no salir al citado colegio, también perdieron la vida.

A ellos hay sumar, la defunción el pasado 29 de marzo de Amparo Gadea, farmacéutica en Alcázar de San Juan Ciudad Real. Su marido trabajaba con ella y también estuvo ingresado por Covid-19, aunque en su caso sobrevivió. Gadea recibió diversos premios por su avances asistenciales en la Farmacia.

También perdieron la vida Pedro García (el 2 de abril), farmacéutico en Baños de Río Tobía, en La Rioja, así como Manuel Ruiz (6 de abril), técnico en una farmacia de La Rioja, tenía 60 años. El 15 de abril fallecieron Hilario Pellín, farmacéutico en La Romana (Alicante), y Luis, que trabajaba en una farmacia en el barrio de Los Rosales, en La Coruña. El último fue Francisco Javier Santamaría Blanco. Este farmacéutico de la localidad Valdepeñas (Ciudad Real) falleció el pasado 30 de abril. Desde los colegios también lamentan la muerte de Dionisio Pinedo Marín y Manuel Martín Rubio, jubilados y fallecidos por Covid-19 (aunque estos dos casos no se incluyen entre los 16 citados por no estar en activo).

346 ingresados o en cuarentena

Casi 350 farmacéuticos están en cuarentena o ingresados en el hospital tras haberse contagiado de Covid-19, según los últimos datos del CGCF. Una cifra que llegó a un máximo de 493. También hay 204 farmacias con algún afectado en sus plantillas, aunque en el peor momento fueron 271. Respecto al número de farmacias cerradas, 13 continúan temporalmente clausuradas, frente a las 65 que llegaron a estarlo. Es decir, que el 99,8% de estos establecimientos sanitarios permanece abierto y operativo para afrontar la fase de desescalada. Ayer, por cierto, el Consejo mandó un protocolo de actuación para esta etapa.