Investigadores de La Princesa demuestran la utilidad de un fármaco biológico en pacientes graves de Covid-19

Prueban que tener elevada la interleuquina-6 en sangre ayuda a identificar a los enfermos que pueden beneficiarse de tratamiento con Tocilizumab, lo que reduce los ingresos en UCI y mortalidad

Un grupo de investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario de La Princesa acaba de publicar un estudio en la prestigiosa revista Journal of Allergy and Clinical Inmunology sobre la importancia de la IL-6 en la inflamación excesiva de un subgrupo de pacientes ingresados por Covid-19. Según informa el centro hospitalario, su trabajo demuestra que medir la interleuquina-6 en sangre es útil para detectar a aquellos pacientes cuyo estado puede complicarse. Esta molécula es esencial en la activación de la cascada inflamatoria, y se ha relacionado con la llamada “tormenta de citoquinas”, complicación que sufren algunos pacientes y que es uno de los principales motivos de sus empeoramiento. Conocido este vínculo, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios autorizó el empleo de bloqueantes de los receptores IL-6 (Tocilizumab y Sarilimumab) para el tratamiento de pacientes graves con la Covid-19. El estudio, realizado en La Princesa, incluyó a un total de 146 enfermos cuyas principales variables fueron la necesidad de ventilación mecánica invasiva, lo que equivale a un ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y mortalidad. Los pacientes con IL-6 elevada al ingreso presentaban más riesgo de ingreso en UCI y mayor deterioro respiratorio. Si los pacientes habían recibido Tocilizumab, la mortalidad disminuía. Por el contrario, los pacientes graves con IL-6 baja no se beneficiaron del tratamiento con Tocilizumab.