Sanidad reconoce que España está ante una segunda oleada

Ante los casi 2.000 contagios detectados ayer, el sistema sanitario catalán admite que vive «días críticos», así como Aragón toma medidas drásticas retrocediendo algunas zonas a fase 2

La situación en Cataluña continúa empeorando y se mantiene como uno de los brotes activos más preocupantes de España. El departamento de Salud notificó ayer una fuerte subida de casos de coronavirus con 1.949 nuevos positivos, sobre los que la comunidad matizó que «buena parte del incremento se debe a los resultados de los test serológicos» realizados durante los últimos días. De esta manera, desde el inicio de la pandemia la cifra total de positivos acumulados en Cataluña es de 86.891, frente a los 84.942 notificados el miércoles. Además, se han registrado 9 fallecimientos en las últimas horas, con lo que la cifra total de muertes en Cataluña desde el inicio de la pandemia se eleva ya a 12.661. Asimismo, a esta grave situación se le añade que, según Salud, actualmente 61 personas –5 más que ayer– están ingresadas de gravedad por Covid-19.

Por su parte, Sanidad notificó ayer los nuevos casos con diagnóstico en las últimas 24 horas. En España se registraron 971 positivos entre el miércoles y ayer, aunque la cifra varía teniendo en cuenta que el número de contagios detectados sufrió un aumento de 2.615 casos. Con esto, si el miércoles el total de contagios desde que comenzó la pandemia se remontaba en 267.551 positivos, ayer esta cifra sufrió un incremento hasta los 270.166. En cuanto a los 971 casos diagnosticados en las últimas 24 horas, 415 se registraron en Aragón, 182 en Cataluña, 102 en Madrid, 66 en Navarra y 47 en Andalucía. Actualmente hay en España 281 brotes activos con más de 3.200 casos relacionados.

«Los datos de las últimas semanas tienen una tendencia ascendente», admitió ayer María José Sierra, jefa de Área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) durante una rueda de prensa del Ministerio de Sanidad. Por tanto, ¿estamos ante una segunda oleada? «Puede que sí, pero llamarlo así o no es lo de menos, obviamente estamos ascendiendo en la curva», manifestó. «Hay diferencias importantes por Comunidades Autónomas, siendo las incidencias acumuladas más altas las de Aragón, con 220 casos por cada 100.000 habitantes, Cataluña, con 103 por cada 100.000, y Navarra, con 100», explicó. Afirmó que «las regiones que más preocupan ahora son Cataluña y Aragón, exceptuando, quizá, la zona de Lérida, que se está estabilizando», continuó, «Barcelona y Zaragoza son las áreas donde claramente los casos están aumentando y creemos que las medidas que se están tomando pueden ser eficaces».

El sistema sanitario catalán vive «días críticos», según explicó el secretario de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (Apscat), Josep Maria Argimon. Estas declaraciones las hizo ante los 2.050 pacientes sospechosos de tener coronavirus que fueron atendidos por la primaria durante la semana de Sant Joan, mientras que en la última semana han sido 8.000. Esto supone un crecimiento del 317% y Salud advierte que en los próximos días los datos podrían «ser peores», ya que las medidas de seguridad tardan en tener efectos. Por su parte, Aragón también vive una etapa alarmante. La Diputación General decidió ayer endurecer las restricciones tras el repunte de contagios, que se han elevado a 422 según los datos ofrecidos por la comunidad. De esta cifra, 333 corresponden a Zaragoza y 14 en Teruel, 64 en Huesca. Ante esto, Sira Repollés, consejera de Sanidad, comunicó la decisión de limitar aún más el ocio nocturno, bares y terrazas. La comarca Central, a la que pertenece la ciudad de Zaragoza, así como aquellas del Bajo Aragón-Caspe, Bajo Cinca y Los Monegros, retroceden a la fase dos de la desescalada. No habrá franjas horarias, pero sí será obligatorio el cierre de lugares de ocio nocturno a las 12 de la noche, así como el cierre de peñas y la prohibición de botellones.

Desde el fin de la desescalada, se han registrado en España 366 brotes con más de 5.000 casos asociados, de los cuales actualmente hay activos 281. De estos focos, según explicó Sierra, la mayoría están relacionados «con el ámbito social, en un 32% y más de 900 casos asociados». «El segundo grupo sería el ámbito laboral, con un 27% de los brotes», así como los trabajadores del sector de la fruta, «entre los que se registran 27 brotes». No obstante, la jefa del CCAES trató de quitarle hierro al asunto: «No todos los focos tienen la misma magnitud ni mucho menos», continuó, «el 70% de los brotes tienen 10 casos o menos, pero sí es verdad que hay algunos con una magnitud importante». Asimismo, especificó que la mayoría, especialmente los de Lérida, Barcelona y Zaragoza, se están produciendo por una transmisión comunitaria.

Con esto, Sierra quiso hacer dos llamamientos. Por un lado, subrayó que «el virus no ha desaparecido, sigue circulando y es fundamental que sigamos detectando de manera precoz los nuevos casos» para aprovechar la capacidad de detección actual. Por su parte, destacó que son «los brotes relacionados con el ocio, discotecas y fiestas los que están aumentando y quiero, de nuevo, apelar a la responsabilidad de los ciudadanos, porque si no hacemos un esfuerzo no vamos a controlar la pandemia».

Totana en fase 1, una medida «ejemplar»

Aragón no es la única está tomando medidas drásticas. La localidad de Totana, en Murcia, también se ha visto afectada, en su mayoría por el ocio nocturno: ante 55 positivos, la consejería de Salud anunciaba ayer que volvía a la fase 1 de desescalada, prohibiendo la entrada y salida del municipio. María José Sierra tildó esta decisión de «ejemplar», pues «las medidas tomadas de manera precoz son las más efectivas». También Juanma Moreno, presidente de Andalucía, se está planteando «seriamente» prohibir los botellones. Por su parte, aquellas personas que pisen Galicia deberán dar datos y detalles de manera obligatoria si en los últimos 14 días han estado en territorios «con alta incidencia» del virus.