El verano ataca el oído: síntomas y consejos para prevenir la otitis

Uno de cada tres españoles sufre infecciones de oído durante esta época debido a los chapuzones

1 de cada 3 españoles sufre otitis en verano. ¿Cómo evitarlas?
1 de cada 3 españoles sufre otitis en verano. ¿Cómo evitarlas? FOTO: ELIZAVETA GALITCKAIA La Razón

El verano es unos de los periodos del año que más riesgo supone para nuestra salud auditiva. Uno de cada tres españoles sufre infecciones de oído durante esta época debido a los chapuzones. La otitis del bañista es una dolorosa infección de oído causada por la entrada de agua y humedad en el conducto auditivo externo y que puede agravarse en el caso de aguas poco salubres. Además, la humedad facilita la aparición de tapones de cera, que también pueden resultar dañinos.

Este tipo de afección es muy frecuente en niños y, entre sus síntomas, destacan los picores y el enrojecimiento de la zona, dolor de oídos e incluso una cierta pérdida de audición. Por ello, especialmente en esta época, cobra más importancia que nunca la higiene auditiva. Cinco de cada 10 españoles no limpia sus oídos con los métodos apropiados. Algunos de ellos utilizan bastoncillos, método que provoca infecciones y perforaciones debido al empuje de la cera hacia el interior. “Lo más adecuado sería dejar que el sistema natural de limpieza del oído expulsara la cera, pero como ayuda externa los profesionales de la salud auditiva también aconsejan el uso de difusores de agua marina. Además, para evitar la entrada de agua en el oído, se aconseja el uso de tapones que se adapten bien a los oídos o los preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo”, comenta el jefe de Sección de Otorrinolaringología en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, Juan Royo.

La deshidratación, muy frecuente en verano, es otro factor que puede ocasionar originar acúfenos o tinnitus. Se trata de una percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido y sin que exista ningún tipo de estímulo sonoro. Están causado por una disminución de la circulación de sangre y una tensión arterial baja, ,dos factores resultantes de la deshidratación. En este caso, el experto ha detallado que los niños y los ancianos son los más propensos a experimentar afecciones en el oído por deshidratación. Se recomienda aumentar la ingesta de agua durante los días más calurosos.

Al mismo tiempo, los viajes son otra de las amenazas para el oído por los frecuentes cambios de presión, provocando no solo molestias en la zona, sino también ocasionando una pérdida de audición temporal. Estos cambios de presión no solo suceden con los viajes en avión, también ocurren cuando se viaja en coche por las diferentes altitudes respecto el nivel del mar.

Con la finalidad de prevenir estas afecciones, GAES, una marca Amplifon, propone varios consejos para ayudar a mantener una buena salud auditiva de cara a este próximo verano, tales como:

- Mantener los oídos limpios y secos después de cada baño

- Intentar que los baños sean en aguas limpias.

- Entrar al agua lentamente.

-Hacer uso de tapones al bañarse

-En los vuelos en avión, evitar dormirse en el momento del aterrizaje y el despegue.

-No abusar del uso de aires acondicionados

-Evitar la exposición a ruidos fuertes y cercanos-

-Ingerir el agua suficiente para evitar la deshidratación

- No utilizar los bastoncillos como método para limpiar los oídos, ya que dificultan el sistema natural de limpieza, provocando tapones.