Actualidad

40.000 personas se reúnen en Madrid bajo el lema “Sí a la Vida”

Un encuentro para luchar contra el aborto y la “cultura de la muerte” que cumple su octavo aniversario, y que este año ha conseguido duplicar el número de asistentes

Un encuentro para luchar contra el aborto y la “cultura de la muerte” que cumple su octavo aniversario, y que este año ha conseguido duplicar el número de asistentes

Publicidad

Esta mañana se ha celebrado en el Madrid la marcha "Sí a la Vida”, organizada por la Plataforma Sí a la Vida, integrada por más 500 asociaciones provida. Dicha marcha ha comenzado en la calle Serrano (esquina Ortega y Gasset) y he terminado en la Puerta de Alcalá, donde se ha puesto el broche final al acto con la lectura del manifiesto por la vida, y dónde se han lanzado globos en recuerdo de los no nacidos.
Un acto que ha conseguido reunir a unas 40.000 personas según fuentes de la organización y de la policía, que sitúa las cifras de asistencia en torno a 35.000 o 40.000 personas. Un número que duplica la asistencia del año anterior, y la convierte en la edición que mayor número de personas ha congregado, de las ocho que se han celebrado desde el año 2011.

Alicia Latorre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida y portavoz de la Plataforma Sí a la Vida, recordaba en la rueda de prensa de presentación celebrada la semana pasada, que sería un acto donde “no tendrán cabida las banderas políticas”, pero que “sí podrían asistir políticos a título personal”, y así ha sido. A la manifestación han acudido representantes del Partido Popular, como su secretario general Teodoro García Egea, o el número dos en la candidatura del PP en la Asamblea de Madrid, David Pérez, quienes han defendido que su partido está "a favor de la vida".

Gritos de miles de personas de todas las edades para mostrar su "apoyo a la vida", porque "todos tenemos derecho a ella", y han pedido que no se cierren "debates fundamentales"como la eutanasia o vientres de alquiler.

Una marea verde color esperanza bajo el lema “Sí a la vida, no al aborto”, que ya se ha convertido en tradición para algunos como en el caso de Beatriz Castro, una de las asistentes a la marcha que acude cada año en compañía de sus hijas y de su madre: “Nosotros venimos porque el tema del aborto está ya muy normalizado en general, y creemos que venir a esta marcha es una forma de decir que también existe gente que no estamos de acuerdo”. O el de José María, otro de los asistentes que acude cada año con su mujer e hijos: “Hay que hacer una lucha desde los organismos políticos, pero también una lucha abierta desde la sociedad y a título personal, y no solo hoy, sino todos los días”.

Publicidad