Cinco detenidos por la brutal agresión homófoba a una azafata y a su novia en Londres

Fueron agredidas por un grupo de hombres que les había ordenado besarse.

Melania Geymonat, junto a su novia Chris
Melania Geymonat, junto a su novia Chris

Fueron agredidas por un grupo de hombres que les había ordenado besarse.

Al menos cinco personas han sido detenidas en relación con un ataque homófobo contra una azafata de Ryanair y su novia en Londres. Los jóvenes les propinaron numerosos puñetazos en el rostro después de intentar obligarlas a que se besaran, según han confirmado fuentes policiales al diario The Guardian.

Los detenidos tienen entre 15 y 18 años, según ha informado Scotland Yard.

"Subimos al Night bus en el piso de arriba, el asiento de adelante, de camino a su casa en Camden Town. Hay momentos que no recuerdo, si fue el shock o quedé inconciente no lo sé precisar. En ese momento debimos besarnos o abrazarnos, ya que los hombres que allí habían o subieron después de nosotras (no lo sé) nos siguieron y se ubicaron cual tribuna pidiendo que nos besáramos para su deleite, diciéndonos lesbianas, aludiendo a poses sexuales y demás cosas que no recuerdo, haciendo gestos con sus manos mientras se divertían diciéndonos "scissors". Como si fuéramos un espectáculo y ellos la tribuna a entretener. Eran al menos 4 hombres...."así comienza el desgarrador relato de Melania Geymonat en Facebook.

Melania es azafata de Ryanair y el pasado 30 de mayo fue brutalmente agredida junto a su novia cuando viajaban en un autobús camino de su casa.

La mujer, con estudios de medicina e instalada en Londres desde febrero, denuncia que el grupo de hombres, formado por al menos cuatro jóvenes, empezaron a gritarles insultos homófobos y a pedirles que les "entretuvieran".

Al pedirles que las dejaran tranquilas, empezaron a tirarles cosas y a golpear a Chris. Melania intentó defenderla pero también la golperaron repetidamente en la cara. Además, los agresores también les robaron antes de salir corriendo.

Ambas aseguran que, debido al shock, tienen recuerdos borrosos de lo ocurrido pero recuerdan que la policía estaba allí cuando bajaron del autobús. Los autores aún no han sido identificados.

Las dos mujeres continúan recuperándose de sus heridas y Melania ha decidido hacer pública su historia para sacar a la luz los ataques que, dice, reciben constantemente las lesbianas, doblemente discriminadas por ser mujeres y por ser homosexuales.

La pareja ha recibido miles de mensajes de apoyo a a través de las redes sociales.