Ciencia

La NASA se prepara para la llegada a la Tierra de un enorme asteroide llamado "Dios del caos"

La enorme roca, de 340 metros de diámetro, pasará a unos 30.000 kilómetros de nuestro planeta, una distancia inusual para este tipo de asteorides

Un asteoride llamado "Dios del Caos", de 340 metros de diámetro, bordeará la Tierra el 13 de abril de 2029 y los científicos de la NASA ya se preparan para su estudio y análisis.

Publicidad

Un asteoride llamado "Dios del Caos", de 340 metros de ancho, bordeará la Tierra el 13 de abril de 2029 y los científicos de la NASA ya se preparan para su estudio y análisis. La roca será visible desde la superficie terrestre y las personas que miren al cielo podrán ver una gran mancha de luz, que se volverá más brillante y veloz, y que cruzará el ancho de la luna en menos de un minuto.

Los científicos -que han bautizado al asteoride con el nombre de Apophis, en honor al dios egipcio del caos- han determinado que pasará a una distancia de unos 30.000 kilómetros, lo que en principio la hace inofensiva, pero estará lo suficientemente cerca como para poder obtener una visión sin precedentes del asteoride.

La NASA indicó que es muy raro que los asteroides de este tamaño pasen tan cerca de la Tierra. Los científicos han observado rocas más pequeñas a una distancia más cercana, pero pocas veces lo han podido hacer con una de ese tamaño.

Publicidad

Los científicos que se reunieron esta semana en la Conferencia de Defensa Planetaria 2019 en el College Park de Maryland, han estado discutiendo cómo observar el asteroide y las misiones que podrían enviarse para su estudio. Primero será visible a simple vista cuando llegue al cielo nocturno sobre el hemisferio sur, cuando cruce de la costa este a la costa oeste de Australia. Después, cruzará el Océano Índico y se dirigirá hacia Estados Unidos. El punto de mayor cercanía y donde se podrá realizar una mejor observación será sobre el Océano Atlántico, a medida que la noche llegue a Estados Unidos. La gran velocidad de desplazamiento hará que cruce el océano en una hora y luego volará hacia el espacio.

Publicidad

Apophis fue descubierto por primera vez por los astrónomos en el Observatorio Nacional de Kitt Peak en junio de 2004. pero varios problemas técnicos y meteorológicos hicieron que se le perdiera de vista. sin embargo, un grupo de científicos australianos lo volvió a localizar y calcularon que tenía un 2,7 por ciento de probabilidades de golpear la Tierra a su paso. Desde entonces se ha realizado un seguimiento de la gran roca y se ha descartado el riesgo de impacto. De hecho, según los últimos estudios, la probabilidad de que colisione con la Tierra es de una entre 100.000.

"Apophis es un ejemplo de los aproximadamente 2.000 asteroides potencialmente peligrosos (PHA) actualmente conocidos", dijo Paul Chodas, director de CNEOS. "Al observar a Apophis durante su sobrevuelo en 2029, obtendremos un importante conocimiento científico que algún día podría usarse para la defensa planetaria".