Los planetas se alinearán en el cielo el domingo

El atardecer del próximo domingo 26 de mayo será muy especial. Ese día, cuando el sol esté poniéndose, Venus, Júpiter y Mercurio se alinearán para formar un brillante triángulo que medirá apenas tres grados de diámetro.

El fenómeno es bastante inusual, ya que las conjunciones triples de planetas son relativamente raras, y la última de ellas se produjo hace justo dos años. La siguiente no volverá producirse hasta octubre de 2015.

Según explican los expertos de la NASA, este triángulo que se creará en el firmamento es especialmente interesante porque involucra a los tres planetas más brillantes en el cielo nocturno de mayo: por este orden, Venus, Júpiter y Mercurio.

¿Cómo ser testigos de este acontecimiento? El triángulo planetario será visible incluso en sitios urbanos con gran contaminación lumínica. El mejor momento para observar es alrededor de 30 a 60 minutos después del atardecer. Los tres planetas estarán abrazando el horizonte, de modo que es esencial tener una vista nítida del cielo occidental.

La NASA ha dado una serie de consejos para exprimir al máximo la observación de este fenómeno: lo primero que hay que hacer es localizar a Venus, que aparecerá en el crepúsculo mucho antes que los otros dos planetas. En cuanto se ubique a Venus, hay que observar en esa dirección utilizando binoculares. Si sus binoculares son comunes, los tres planetas se verán simultáneamente en el ocular. A medida que el atardecer se vaya desvaneciendo, se pueden dejar los binoculares; finalmente el triángulo se hará visible a simple vista.

Sin embargo, los planetas comenzarán a reunirse algunas semanas antes. El 23 de mayo, Júpiter y Venus estarán a menos de 5 grados de distancia, lo suficientemente cerca como para verlos con binoculares.

Un día después, Mercurio pasará a menos de 2 grados de Venus, dando así forma al triángulo que alcanzará su máximo grado de compactibilidad dos noches después, el 26 de mayo.

El triángulo comenzará a dispersarse el 27 de mayo, pero incluso entonces el espectáculo no terminará.